Presidente Puigdemont: «Catalunya es un referente mundial en política clúster»

  • El jefe del Ejecutivo se ha comprometido a seguir manteniendo esta política y ha reclamado “audacia y coraje” para dar respuesta y adaptarse a los cambios
  • Carles Puigdemont ha presidido el acto conmemorativo del vigesimoquinto aniversario de las políticas clúster en Catalunya, acompañado del consejero Jordi Baiget

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado esta mañana que “Catalunya es un referente mundial en la política clúster”, como lo reconocen en Harvard Bussiness School, o el Banco Mundial, que ha recordado que presenta Catalunya como uno de los referentes que explica cómo han de ser las políticas de éxito la política clúster.

Durante el acto conmemorativo del vigesimoquinto aniversario de esta política llevada a cabo por el Govern de la Generalitat, el jefe del Ejecutivo ha apuntado que “el clúster en si mismo no es un objetivos, si no que es un medio de transformación” donde las claves del éxito para tirar hacia delante cualquier política de futuro se basan en “la visión, la anticipación, la capacidad de adaptación y, sobretodo, riesgo”. “Hace falta asumir riesgos y eso significa que a veces las decisiones comprometidas no salen bien y hay que explicarlas”, ha continuado, pero “gracias a las indispensables dosis de rigor y al conocimiento, al intercambio de información y de experiencias y de investigación compartidas, esta visión y anticipación, los riesgos y la adaptación tienen muchas posibilidades en convertirse en aliados indispensables del progreso de un país”, ha añadido.

Ante un auditorio que ha reunido empresas, centros tecnológicos, universidades, clúster managers i asociaciones que forman parte del entorno de los clústeres de nuestro país, el presidente ha asegurado que hace 25 años, cuando se inició la política clúster, se tomo “una decisión disyuntiva”, que ha explicado “se cargó la cultura tradicional de entender el modelo de negocio”. En este punto, el presidente ha subrayado el acierto de dar respuesta des de un “partenariado público–privado”, consiguiendo de esta manera mejorar la competitividad del país.

En este contexto, el jefe del Ejecutivo ha puesto en relevo la necesidad que la Administración tenga un papel activo y, si hace falta, sea capaz de adaptarse anticipándose a los cambios con “audacia y coraje” para reconocer que nombres, reglamentos o mecanismos que han funcionada puedan convertirse en obstáculos. Por eso, ha apelado a la necesidad que las administraciones sean rápidas para establecer nuevas condiciones que favorecen el esfuerzo de todos. En este punto se ha sumado el consejero de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, que también ha advertido que hay momentos en que “hace falta ser atrevido, arriesgar, innovar y no tener miedo a ser los primeros”. Además, ha asegurado que el clúster supone “colaboración y trabajo conjunto” con el objetivo de obtener beneficios individuales y conjuntos para todo el sector. “No es sólo una suma, es una multiplicación”, ha añadido el consejero.

Finalmente, el presidente se ha mostrado convencido que la política de clústeres tendrá continuidad, ya que, ha dicho, “hemos sido capaces de demostrar que cuando han gobernado gobiernos distintos, hemos estado absolutamente comprometidos con nuestro tejido productivo”. Así, ha apuntado que han sido un ejemplo de innovación en políticas públicas y un ejemplo de apuesta para nuevas dinámicas de colaboración a diferentes niveles.

30 clústeres con más de 2.100 agentes, 2.000 son empresas, con 290.000 trabajadores y facturación agregada de 65.500 millones de euros. Un total de un 29% del PIB catalán.

En el decurso del acto, se ha ilustrado cómo nació la política de clústeres en Catalunya en el año 1992, una iniciativa pionera a nivel mundial y que se ha consolidados a lo largo de los últimos 25 años gracias al apoyo continuado por parte de los sucesivos gobiernos de la Generalitat de Catalunya. De hecho, esta política de clústeres ha generado un ecosistema reconocido a nivel internacional y que ha permitido, por ejemplo, que Barcelona sea la sede de la TCI Network, la red de clústeres más importante del mundo.

Actualmente la Generalitat impulsa esta política a través del programa Catalonia Clusters de ACCIÓ, que tiene el objetivo de mejorar la competitividad del tejido empresarial catalán a través de la agrupación de empresas y entidades de un mismo sector para compartir recursos, generar sinergias y proyectarse internacionalmente. En este momento forman parte 30 clústeres, que agrupan más de 2.100 agentes –de los cuales 2.000 son empresas–, suman 290.000 trabajadores y facturan de manera agregada 65.500 millones de euros. Es decir, la cifra de negocio que general los clústeres catalanes equivale al 29% del PIB de Catalunya.

En este sentido, con el objetivo de reforzar e intensificar esta política de clústeres, el Govern aumentará este 2017 un 50% la línea de ayudas que acompaña el programa Catalonia Clusters de ACCIÓ, llegando al 1,5 millones de euros. Este instrumento permite a los clústeres llevar a cabo estudios de mercado, hacer prospectiva tecnológica de sus sectores, organizar viajes al extranjero para hacer benchmarking internacional y cerrar proyectos de colaboración entre clústeres catalanes con entidades internacionales, entre otras iniciativas. Y es que el 71% de las empresas miembros de clústeres consideran que este tipo de organizaciones genera impacto en su competitividad, mientras que el 98% aseguran que las iniciativas clústeres aportan valor a su sector.

El acto también ha contado con la participación del presidente del Clúster Packaging, Artur Costa, y del clúster manager de FEMAC, Enric Pedrós, que han explicado como los clústeres han contribuido a mejorar la competitividad de las empresas.

Compartir esta noticia

About the Author : Mònica Monera


0 Comment

Enviar un comentario

Tu e-mail no se publicará.

.

X